4 ago. 2010

Back to reality

Luego de una larga ausencia gracias a los feriados y puentes, regreso a la oficina con ganas de seguir de vacaciones. Necesitaba desconectarme por eso la ausencia, la verdad es que tan solo para revisar mi matrícula me he conectado al mundo Web 2.0. De repente era Domingo por la noche y no quería cerrar los ojos porque eso significaba que los abriría un Lunes por la mañana para regresar al horario de oficina. Para quienes tienen una norma de vestir en la oficina (a mi pesar nunca tan flexible como para venir en leggins) es difícil encontrar en el armario algo que nos haga ver formales pero a la vez lindas, sexys, atractivas, etc. Para mi es un conflicto diario (pero también un reto encantador) seleccionar las piezas que juntaré para armar el outfit del día laboral.

En mi oficina de Lunes a Jueves son formales y los Viernes son casuales, ya pasé la prueba del Lunes y Martes (un poco más aburrida por mi bajo ánimo), ahora estamos Miércoles y he probado una onda de colores militares: top negro, pantalón verde petróleo, booties negras y una chompa plomita que amo desde que la vi colgada en la tienda.

Gracias a Looklet he armado lo que sería mi Lunes a Viernes en la oficina. Traté de crear el look más parecido a lo que yo usé, uso y usaré... By the way, amo abrigarme el cuello por eso tanta chalina.

Mi lunes fue así... ese cardigan rosado ya me está pidiendo un break


Mi martes fue un poco más formal, menos energico...


Este es mi miércoles (o sea hoy), no encontré un pantalón verde petróleo, hice lo que pude...


Jueves baby! (Notaron el guiño? es que se acerca el fin de semana!) Esa cartera roja Donna cortesía de mi madre (vuelta a la vida desde el año de la pera)



Al fin viernes, esas botas marrones son casi idénticas a unas recién adquiridas, aún no las uso... ye lleegó su momento! Todo el outfit tiene un check en mi closet menos la pashmina.


Buena semana (o lo que queda de ella) a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario